• Lunes, 15 de Abril de 2024

Temporal y cortes en el AMBA: importarán energía de Brasil, pero llevará hasta 72 horas recuperar totalmente el servicio


  • Domingo, 17 de Diciembre de 2023

El número de afectados llegó a bordear el millón de usuarios, pero se redujo en horas de la tarde. El gobierno subrayó que se trató de un “temporal sin precedentes”. Desde las empresas remarcaron las dificultades para operar, por la necesidad de tareas previas de despeje



La Secretaría de Energía de la Nación Argentina informó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) llegó a haber un millón de usuarios afectados por el corte del servicio eléctrico a raíz del temporal que en la noche del sábado asoló Bahía Blanca y en las primeras horas de la madrugada del domingo barrió el AMBA con ráfagas de más de 100 kilómetros por hora y produjo un daño fue muy extendido: caída de árboles, calles inundadas, voladuras de techos e incluso el destrozo de un escenario. Hastas la página del Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) estuvo temporalmente caída y, cuando fue recuperada, recibió un volumen de llamados y pedidos que la mantuvo saturada la mayor parte del tiempo.

El comunicado de Energía señaló la adopción de medidas de emergencia, como la importación de energía eléctrica desde Brasil para compensar la avería de una serie de Unidades Generadoras de Electricidad (hasta un máximo de 1.640 megawatts) y la coordinación de medidas de emergencia con las distribuidoras (Edenor y Edesur).

“Se estima que para el AMBA de acuerdo a información de las distribuidoras la mayor parte del servicio estará repuesto dentro de las 24 horas, mientras que el resto será en 48 / 72 horas”, dice el comunicado oficial, que solicita “la máxima colaboración de los argentinos en el uso racional de la energía eléctrica en esta coyuntura”.

En la tarde del domingo, cuadrillas de bomberos, de Defensa Civil y de trabajadores municipales de diversas localidades trabajaban en la limpieza y despeje de áreas. “No se puede trabajar en una línea de alta tensión cuyo servicio fue interrumpido hasta no tener la total seguridad que no hay otra gente sobre la traza; hay que tener en cuenta que se trata de tendido aéreo”, explicaron desde una de las distribuidoras que provee suministro eléctrico residencial, comercial e industrial en Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

En el caso de Edesur, que atiende cerca de 2,5 millones de clientes en un área de 3.300 kilómetros cuadrados del sur de la Capital y localidades del Sur del Gran Buenos Aires, el pico de usuarios (hogares y comercios) sin suministro se registró a las 5 de la mañana: 450.000 clientes sin servicio eléctrico. Pasadas las 6 de la tarde la cifra se había reducido a 170.000 clientes sin servicio, dijo a Infobae Alejandra Martínez, vocera de la empresa, quien precisó daños en 198 cables de media tensión, luego de cuya recuperación se iniciará la de los cables de baja tensión.

Las áreas más afectadas, informó, fueron Quilmes, Berazategui, Florencio Varela y partes de Lomas de Zamora. “En algunas áreas parece como que hubiera pasado un tornado”, dijo Martínez. Es una situación, explicó, que llevará tiempo resolver de modo definitivo, porque se requiere el despeje de lugares y accesos, tareas en que trabajan junto a Defensa Civil y dotaciones de bomberos.

Edenor reportó 131 cables de media tensión fuera de servicios que “se van normalizando a medida que se detecta la falla”. La empresa, que atiende a 3,3 millones de clientes en el norte de la Capital y los partidos del norte del GBA, no precisó el número de usuarios afectados, aunque fuentes informales señalaron que habían llegado a ser, en las primeras horas de la madrugada, cerca de 780.000, debido a la caída del servicio de cables de alta tensión.

“Las cuadrillas se encuentran avocadas a quitar cualquier peligro en la vía pública (cables de media y baja tensión caídos) para luego avanzar en la restitución del servicio eléctrico”, explicaron en la empresa, en cuya área de cobertura las localidades más afectadas fueron Ituzaingó, Merlo, Moreno, San Fernando, San Isidro, Tigre, Vicente López, Pilar, Martínez, José C Paz y San Miguel.

Un mapa de situación de cortes de Baja Tensión (en azul) y Alta y Media Tensión (en rojo) del ENRE; en los momentos en que fue accesible, pintaban un panorama de cortes generalizados, aunque visualmente exagerado. Cerca del mediodía, una evaluación cuantitativa de la agencia reportaba más de 400.000 usuarios sin servicio entre las áreas de cobertura de Edenor y Edesur.

Voceros del gobierno enfatizaban que se trató de un temporal sin precedentes, que en Bahía Blanca había provocado la caída de 10 torres de alta tensión y afectado a todas las localidades del conurbano, por lo que la normalización del servicio “puede llevar varios días”.

El evento meteorológico calza perfectamente con la decisión del gobierno de declarar la emergencia energética a nivel nivel hasta fines del año próximo mediante un DNU que se publicaría en la semana. Esto le permitirá trabajar sobre la generación, transporte y distribución de electricidad y también en el tranporte de gas y continuar la intervención de los entes reguladores (ENRE y Enargas) para avanzar en la demorado proceso de revisión tarifaria, para reducir la costosa cuenta de subsidios mediante un aumento de las tarifas de luz y gas. El Enargas convocó ya a la primera audiencia pública: será el 8 de enero, paso previo al aumento de tarifas.

 

Fuente:  Infobae

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.