• Martes, 05 de Julio de 2022

Ganancias: qué pasará con los que cobran entre $ 150.000 y $ 173.000


  • Martes, 15 de Junio de 2021

Para que no haya desfasajes, la AFIP instrumentó descuentos graduales. Así, el que cobra más en bruto también cobrará más después de pagar el impuesto.



Junto con la suba a $ 150.000 brutos del monto tope a partir del cual un salario paga el impuesto a las Ganancias, la AFIP armó una tabla especial para que el empleado que, por ejemplo, reciba un aumento y pase a cobrar $ 151.000, no termine ganando menos que otro que tiene un salario de $ 149.000.

Así, los trabajadores que ganan entre $ 150.000 y $ 173.000 de salario bruto pagarán proporcionalmente menos del impuesto a las Ganancias. Se estima en 200.000 trabajadores los alcanzados por ese beneficio.

En función de la nueva ley, la Resolución 5008 de la AFIP establece que “en aquellos meses en que la remuneración y/o haber bruto del mes que se liquida o el promedio de las remuneraciones y/o haberes brutos mensuales a ese mes -el que fuere menor- supere la suma de $ 150.000 y resulte inferior o igual a $ 173.000, los agentes de retención computarán, en el mes que se liquida, una deducción especial incrementada conforme el tramo en el que se ubique la referida remuneración y/o haber bruto mensual o promedio en la tabla que obra en el Anexo IV”.

Caso 1: sueldo de $ 155.000 brutos

Una persona soltera sin hijos que gana $ 155.000 brutos durante todo el año, y no tiene ninguna deducción especial, con la anterior ley pagaba de Ganancias $ 95.000 anuales, es decir unos $ 7.900 por mes. Tenía un ingreso mensual después del descuento de Ganancias de $ 147.100.

Con la nueva ley, le retendrán $ 17.000 de Ganancias en el año, unos $ 1.500 mensuales y tendrá un salario promedio de $ 153.500 brutos. Son unos $ 6.400 más por mes. Como los cambios en Ganancias rigen desde enero, recibirá lo que pagó de más entre enero y mayo en 5 cuotas a partir del cobro del sueldo de julio.

Caso 2: sueldo de $ 170.000 brutos

Si la persona tiene ingresos de $ 170.000 durante todo el año, con la anterior ley, pagaba $ 135.000 anuales, unos $ 11.300 por mes y tenía un ingreso mensual promedio de $ 158.700 antes de Ganancias.

Con la nueva ley pagará $ 120.000 de Ganancias en el año, unos $ 10.000 mensuales, y tendrá un salario  promedio bruto de $ 160.000. Una diferencia cercana a los $ 2.000 mensuales.

En cambio los que ganan más de $ 173.000 brutos seguirán pagando lo mismo que hasta ahora.

Con las nuevas tablas que fijó la AFIP no habrá ningún caso en que una persona tenga un sueldo bruto más alto que otra pero gane menos en mano. Si un empleado tiene más ingresos brutos que otro, también tendrá un sueldo de bolsillo más alto.

Fuente Clarín

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.