• Lunes, 25 de Septiembre de 2023

Histórico juicio antimonopolio a Google que podría “cambiar el futuro de Internet”


  • Domingo, 17 de Septiembre de 2023

El Big Tech concentra más del 90% de las búsquedas globales y los Tribunales Federales de Washington lo acusa de abusar de su posición dominante en los servicios de búsqueda.



Comenzó el juicio contra el monopolio Google. Se trata del proceso más importante de la era de internet y también del último de una serie de enfrentamientos de corporaciones tecnológicas y el gobierno de Estados Unidos.

El mismo tiene lugar en el Juzgado N°10 de los Tribunales Federales de Washington y se espera que el juicio tenga una duración de diez semanas, donde desfilarán varios personajes poderosos del sector.

El juez Amit P. Mehta, nombrado en 2014 por Barack Obama, está a cargo de la causa en la que el Departamento de Justicia de Estados Unidos y acusa a Google de abusar de su posición dominante en los servicios de búsqueda ya que acapara el 90% de las búsquedas en el país.

Esto, según la Justicia, lo logró y mantuvo mediante acuerdos de distribución anticompetitivos y excluyentes que bloquean los posicionamientos determinados de búsquedas en distintos dispositivos electrónicos, situación que perjudica a sus competidores.

“Este caso trata sobre el futuro de Internet, y sobre si Google alguna vez enfrentará una competencia significativa”, sostuvo el abogado del Departamento de Justicia, Kenneth Dintzer, durante su declaración.

En la acusación están los contratos que la empresa firmó con empresas como Mozilla, creadora de Firefox, Apple o Samsung, o Mozilla, para que su motor de búsqueda sea la opción predeterminada por la configuración original de los navegadores web.

Sin embargo, el Big Tech argumentó que compite de manera justa y que su buscador predomina porque es superior a los demás. Además, señaló que los usuarios tienen la posibilidad de cambiar fácilmente la configuración original.

Uno de los testigos que los fiscales federales presentaron esta semana fue Antonio Rangel, un economista que enseña economía del comportamiento en el Instituto Tecnológico de California, quien explicó que las configuraciones predeterminadas tienen una “influencia poderosa” en las decisiones de los consumidores.

“Lo que se pierde en todo eso es que también es indiscutible que eligen a Google como el buscador predeterminado porque Google les ofrece más dinero”, remarcó Lopatka. “El tribunal tendrá que determinar si eso es legal. Google dice que esto no es ilegal, que es competencia. Así es como se supone que funciona. Y el hecho de que hayamos creado un mejor producto y podamos pagar más no es anticompetitivo. Es la esencia de la competencia. Y el gobierno querrá decir, ‘bueno, no, estos contratos impiden que los otros motores de búsqueda mejoren porque nunca obtienen la escala que les permitiría ser mejores. Y por eso estos contratos para ser el motor de búsqueda predeterminado son anticompetitivos y excluyentes’”, sostuvo.

Qué dice la demanda del Gobierno de Estados Unidos a Google

La demanda solicita que se decrete que Google actuó ilegalmente, que se obligue a la compañía a cesar en sus supuestas prácticas de abuso de posición dominante y que se adopten las “medidas estructurales necesarias” para reparar cualquier daño anticompetitivo. Aunque no especifica cuáles deberían ser esas decisiones.

También pide que se adopte “cualquier otra medida preliminar o permanente necesaria y adecuada para restablecer las condiciones de competencia en los mercados afectados por la conducta ilícita de Google”.

Kent Walker, presidente de Asuntos Globales de Alphabet, la empresa matriz de Google, sostuvo: “Tenemos previsto demostrar en el juicio que nuestros acuerdos de distribución de búsquedas reflejan las elecciones de navegadores y fabricantes de dispositivos basadas en la calidad de nuestros servicios y las preferencias de los consumidores”.

“Facilitar que la gente obtenga los productos que desea beneficia a los consumidores y está respaldado por la legislación antimonopolio estadounidense. En resumen, la gente no utiliza Google porque tenga que hacerlo, sino porque quiere”.

Además, Walker señaló que los directivos de Apple han dicho que eligen Google porque es “el mejor” y que el acuerdo de su empresa con los navegadores no es exclusivo.

 

Fuente:  TN

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.