• Miércoles, 20 de Enero de 2021

Legalización del aborto: los obispos critican el proyecto y dicen que será “un golpe muy duro para el Papa”


  • Martes, 17 de Noviembre de 2020

Para la Conferencia Episcopal el envío al Congreso es insostenible e inoportuno. Afirman que “reaviva otra grieta en un país demasiado atravesado por las divisiones”.



No por venir siendo anticipada desde hace un año fue menor el impacto en la Iglesia del anuncio del presidente del envío del proyecto para legalizar el aborto. Desde que en los últimos días trascendió que era inminente el paso que hoy dio el presidente Alberto Fernández varios obispos no solo comenzaron a lamentar lo inevitable. Sino que lanzaron muy duras críticas. Mientras que en El Vaticano se decía que ello sería “un duro golpe al Papa” porque, más allá de su oposición, los sectores más conservadores que cuestionan su pontificado lo utilizarían para renovarle sus críticas.

Aparte del meollo del desacuerdo, dado que la Iglesia considera que hay vida desde la concepción, la Conferencia Episcopal –que agrupa al centenar de obispos del país- ya había considerado hace dos semanas el envío del proyecto como “insostenible e inoportuno” por realizarse en medio de la pandemia, con un sistema sanitario exigido. Además, por distraer fuerzas ante una prolongada crisis económica y social que la llegada del coronavirus agravó. Y por reabrir una controversia que reaviva otra grieta en un país demasiado atravesado por las divisiones.

Como “tristísimo” había calificado la decisión presidencial el presidente de la comisión de Pastoral para la Salud del Episcopado, el obispo Alberto Bochatey. “Es evidente que el presidente tiene un compromiso con algunos grupos y con el lobby proaborto, y si dice que quiere cumplir una promesa de campaña habría que decirle que hay tantas que no se cumplieron como los aumentos a los jubilados”. Y completó en declaraciones a Radio grote: “Me cuesta creer que usen el tema del aborto como una pantalla política, realmente sería muy miserable”.

"Es cierto que el presidente Alberto Fernández en campaña se comprometió a enviar el proyecto, pero también se comprometió a generar fuentes de trabajo, a tener las heladeras llenas, a impulsar programas de viviendas, a impulsar una serie de compromisos y promover la unidad entre todos los argentinos, cosa que vemos que no se está haciendo", señaló Lozano, flamante secretario general del Consejo Episcopal latinoamericano (CELAM), en línea con lo manifestado por monseñor Bochatey.

A su vez, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) sostuvo que “sin importar” la pandemia “las presiones de los grupos pro aborto y la decisión del Gobierno de impulsar la ley, a pesar de que hace dos años el mismo Congreso de la Nación la rechazó por amplia mayoría, hace que nuevamente estemos frente a una discusión que solamente produce grietas en el país”.

“No se tiene en cuenta la irrazonabilidad de la medida, ni el inoportuno momento que estamos viviendo como sociedad. Sino que se pretende imponer el punto de vista de unos, por encima de los otros. Si la salud y la vida de la gente está por sobre la economía, también debe estarlo por encima de las ideologías que pretenden superponer sus propios intereses por la misma gente”, afirmó.

Prevenidas ante el envío del proyecto, las ONG llamadas próvida están organizando marchas en todo el país para el sábado 28 de este mes, en el inicio de una nueva campaña para aponerse a su aprobación.

 

Fuente Clarín

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.

Comentarios

1 comentario.
  • Sergio Gabriel

    17-11-2020 20:47

    El aborto con ley o sin ley siempre será un asesinato.
    No al aborto, no a una ley promulgada por lo mas rancio y corrupto de nuestra República.
    0341 153 549835