• Miércoles, 14 de Abril de 2021

Tras la explosión: un chubutense libanés relató su vivencia en Beirut


  • Miércoles, 05 de Agosto de 2020

En horas de la tarde de este martes, la noticia se conoció en todo el mundo. Una devastadora explosión en el corazón de Beirut cambiaría todo en un instante


Audio 1

Juan Carlos Hamer, argentino-libanés radicado en El Líbano, en diálogo con Política Chubut

Audio 2

En medio de la tragedia, crisis económica y pandemia


“Sentimos un movimiento muy grande, vibró toda la casa, puertas y ventanas; salimos todos los vecinos del edificio a la calle pensando que era un movimiento sísmico o un terremoto”. Así lo contó a Política Chubut Juan Carlos Hammer, chubutense hijo de Libanés, quien reside desde hace unos años a 60 km de Beirut.

El trágico suceso dejó hasta ahora más de 100 muertos y miles de heridos, y el gobierno montó un operativo para investigar las causas.

A estas horas, son varias las hipótesis que se barajan. Hamer, conocedor de su tierra, señaló que Israel se desentendió de la responsabilidad sobre el hecho, pero “en este momento hay una gran duda, de si se trató de un accidente o si algo hizo explotar estos componentes” dijo. “Hay muchos desaparecidos; a la hora de la explosión el puerto estaba en plena actividad, todo el personal trabajando”, lamentó.

“Toda esa gente que estaba trabajando en el puerto, está desaparecida. Se buscan cadáveres y desapareció todo el mundo, esto es lo trágico".

Hamer comentó que existen varias sospechas, dado que “EEUU e Israel, hace más de un mes que están presionando al gobierno Libanés para combatir al Hezbollah; un partido político que integra el Parlamento y que además forma parte del gobierno, tiene sus representantes” explicó. “Para el resto del mundo y para Argentina, está considerado un grupo terrorista, pero para el país, es un partido político”. 

 

 

A raíz de esto, Israel salió a deslindar responsabilidades y el gobierno libanés está abocado a conocer las causas; aunque en este primer momento, también a encontrar a las personas desaparecidas. “Este es el gran dolor que tiene El Líbano en este momento” dijo Hamer.

Un barco capturado y "productos para el armado de bombas"

Sobre la tragedia ocurrida este martes, comentó que los productos químicos que formaron parte de la explosión provenían de un barco capturado por El Líbano en el año 2013, proveniente de Rusia con destino a Mozambique. El barco fue abandonado y nadie reclamó por éste. 

“A partir del 2014 los jefes de Aduana de El Líbano empezaron a presentar causas judiciales para dar una disposición final a estos productos”, dado que “además de ser agroquímicos-dijo, son productos especiales para el armado de bombas”. 

Los reclamos se sucedieron a lo largo de estos años, sin recibir por parte de la justicia ni el gobierno, respuesta para el retiro y reubicación de dichos productos.

Se buscó de alguna manera resolver el problema, “porque era muy peligroso tener esto almacenado en un conteiner en pleno corazón de Beirut” dijo, y agregó que “especialistas en el tema señalaron hoy que “estos componentes químicos no explotan de por sí, si no son accionados para que exploten”. 

Por eso, “hay una gran duda entre la gente, si entre un accidente y un atentado, estemos hablando de un atentado”.

“Esto, con toda seguridad, se podría haber evitado” lamentó. Y agregó que hoy, “el gobierno empezó a investigar y prometió en cinco días a dar una explicación de las pericias”.

Crisis económica y pandemia

El Líbano atraviesa un período económico complicado con “corralitos” bancarios, crisis económica y pérdida de depósitos en dólares, que agudizan la situación.

“Acá hubo dentro de la desgracia, una a favor -dijo-, y es que la gran onda expansiva fue más hacia el mar, que hacia el centro de la ciudad. Si esto ocurría solo hacia el centro, estaríamos hablando de que Beirut, estaba desaparecida. Esta es la realidad”.

Detrás de la tragedia, se observa ahora la solidaridad puesta de manifiesto en la gran cantidad de gente que se acercó para brindar ayuda, pero también desesperación en búsqueda de sus familiares.  

En medio de la pandemia, y con un país controlado ante el avance del COVID-19, la desgracia se multiplica ahora con la salida de las gentes a las calles. A esto se suma, el reclamo de movimientos que se adueñaron de la ciudad pidiendo se esclarezca el hecho y reclamando respuestas por parte del gobierno y la justicia.

 

 

“Acá el coronavirus se venía manejando muy bien, no había muchos casos” comentó Hamer. Con la apertura del aeropuerto las cifras empezaron a sumar contagiados del virus, pero “ahora sí se puede venir el problema, porque esta todo el mundo en las calles” alertó.

Con la tragedia en las manos, la pandemia como telón de fondo y la fuerte crisis económica que atraviesa el país, El Líbano se enfrenta a uno de los mayores desafíos de su historia.

“Pero el libanés es sufrido, es fuerte, vamos a salir de esta, nos vamos a levantar” expresó Hamer al cierre de la nota, agradeciendo la solidaridad de las colectividades libanesas en Argentina, y el acompañamiento del país en este trágico suceso.

Juan Carlos Hamer, antes en Comodoro Rivadavia, ahora radicado desde hace  algunos años en El Líbano, junto a su esposa.

 

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.