• Domingo, 23 de Febrero de 2020

Marcha atrás: suspenden suba de 5% a los combustibles


  • Domingo, 29 de Diciembre de 2019

Alberto Fernández pidió a YPF dejar sin efecto el aumento de combustibles. Se iba a tratar del décimo ajuste en el año y el primero bajo el nuevo gobierno.



El presidente Alberto Fernández le pidió a YPF dejar sin efecto el aumento en los precios de los combustibles. La medida, que había sido comunicada a las estaciones de servicio, iba a provocar un alza del 5% en los surtidores, pero el jefe de Estado resolvió dejarla sin efecto para no sobrecalentar los precios.

Fernández le trasmitió al titular de YPF, Guillermo Nielsen, la inconveniencia de avanzar con ese ajuste.

Con la decisión del Gobierno, por ahora el resto de las petroleras no subirían los precios, ya que YPF controla casi el 60% del mercado.

El alza había sido resuelta por las petroleras YPF y Axion y se preveía que se sumara el resto del sector.

Con una suba del 5%, el precio de un litro de nafta súper pasaría a costar casi $ 56, mientras que la premium rondaría los $ 64, en el caso de YPF.

El nuevo presidente de YPF, Guillermo Nielsen, había cuestionado la decisión de Mauricio Macri de congelar el precio del petróleo desde la explotación hasta el despacho en las estaciones de servicio, tras caer derrotado en las PASO.

El incremento decidido por YPF apuntaría a brindar una señal a los inversores llevando los valores más cerca de los niveles internacionales.

Aún con esta suba, en YPF estiman que persiste un retraso en los precios que ronda el 10%, según pudo saber la agencia NA.

En diciembre se había producido el último incremento, tras publicarse una actualización del impuesto a los combustibles en el Boletín Oficial.

Ese ajuste, sumado al alza de los biocombustibles, derivó en nuevos aumentos en los surtidores que rondaron el 5% y 6%.

Para sumar presión sobre los precios, en enero se actualizará el Impuesto a la Transferencia de Combustibles, que también había quedado congelado luego de las PASO.

Así, el panorama para el bolsillo de los automovilistas y el transporte de carga sumará cada vez más presión.

Los precios de los combustibles se siguen disparando en la Argentina a pesar de que el barril de petróleo subió apenas 15% en todo el 2019.

El principal componente de la suba en el país es la fuerte devaluación, que llevó al dólar de $ 38,85 a fines de 2018, a $63 en la actualidad.

Así, el dólar se apreció 62% en el convulsionado y recesivo 2019, durante el cual la Argentina afrontó un fuerte proceso de endeudamiento por el cierre de los mercados internacionales a partir de la segunda mitad de 2018.

Fuente: Ámbito Financiero

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.