• Viernes, 24 de Enero de 2020

El nuevo presidente jura en el Congreso de la Nación y luego irá a Casa Rosada para el inicio de su gestión


  • Martes, 10 de Diciembre de 2019

NUEVO GOBIERNO

Tal como marca la tradición desde el regreso de la democracia con Raúl Alfonsín -solo hubo dos excepciones, Carlos Menem en su primer mandato, que juró el 9 de julio, y Néstor Kirchner, que lo hizo el 25 de mayo- Alberto Fernández jurará como nuevo presidente de la Argentina este 10 de diciembre de 2019. La fecha también marca el final del gobierno de Mauricio Macri, el primer jefe de Estado no peronista en terminar su mandato.



La Asamblea Legislativa será presidida por Gabriela Michetti, vicepresidenta saliente, y como primer punto se elegirán las comisiones de exteriores y de interior que recibirán al presidente electo en la explanada del Congreso. Luego será el momento de las juras.

En primer turno, alrededor de las 11:30, Michetti le tomará juramento a Cristina Kirchner, quien se convertirá en vicepresidenta. Minutos más tarde, quien fuera compañera de fórmula de Mauricio Macri en 2015 también estará a cargo de la jura de Alberto Fernández, a pesar de la intención que tenía CFK de hacerlo ella.

Esto se resolvió en una reunión entre Marcos Peña y su sucesor como jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Ambos acordaron respetar el artículo 93 de la Constitución Nacional, que indica que quien preside la Asamblea Legislativa sea quien tome juramento a los nuevos mandatarios.

 

Una vez consagrada la fórmula electa el 27 de octubre con el 48% de los votos, Mauricio Macri le entregará la banda y el bastón presidencial a Alberto Fernández y el flamante jefe de Estado dará su primer discurso como presidente de la Argentina. El texto lo escribió de puño y letra el propio Alberto, aunque sí tuvo ayuda para su elaboración: Cafiero para la estructura y Nicolás Trotta, nuevo ministro de Educación, para la parte técnica y los datos duros.

La precisión de los datos se debe a que el ex jefe de Gabinete no va a dejar pasar en su alocución la herencia que recibe del macrismo. Pondrá especial énfasis en esto y no se descarta que use el término “tierra arrasada”, el mismo que utilizó Axel Kicillof para graficar el estado de la provincia de Buenos Aires.

 

Esto vendrá de la mano con el pago de la deuda a partir del 2020. La “herencia M” será la carta a mostrar para justificar el mantra que se repite por estas horas entre los funcionarios entrantes: que no se pueden atender todos los vencimientos. Justamente aplicar esto es lo que tiene en la cabeza Martín Guzmán, quien asumirá como ministro de Economía: extensión de plazos de pago de capital, dos años de gracia para los intereses y cierre de todo el proceso en marzo de 2020.

El otro punto que tocará Alberto Fernández será la reconstrucción de la sociedad. Insistirá en su idea de una Argentina federal, de trabajo conjunto con los gobernadores, como lo hizo durante la campaña. Al igual que cuando presentó su plan contra el hambre, tratará de instalar la idea de que hay futuro y de que es necesaria la ayuda de todos. Una epopeya colectiva parecida a la del 2003.

 

También hará hincapié en las áreas donde considera que la gestión de Cambiemos tuvo mayores falencias, además de la economía en general y la inflación en particular: pobreza, desempleo, educación, ingresos, relación con organizaciones sociales y la energía.

Habrá un tercer ítem en el discurso, casi para equilibrar, que será la parte de anuncios. No será nada demasiado resonante, pero buscará llevar un panorama de los primeros lineamentos de su gobierno. Hablará de las sesiones extraordinarias en el Congreso, en donde se aprobará el Presupuesto y el Consejo Económico y Social, entre otras normas.

Hubo un debate junto a sus colaboradores sobre si hacer referencia al envío de un proyecto para legalizar el aborto. Alberto Fernández ya se pronunció en numerosas ocasiones a favor de la interrupción voluntaria del embarazo y en una entrevista con Página 12 anticipó que el texto existirá. Sin embargo, no terminaron de decidir si anunciarlo formalmente en este día.

Está estipulado que el mandatario salga del Congreso hacia la Casa Rosada pasadas las 13. Irá en contramano por la avenida de Mayo en su propio auto rodeado de militantes, ingresará por la explanada, se dirigirá a su despacho y luego al Salón Blanco a realizar el primer acto como titular del Poder Ejecutivo: saludo protocolar a los señores Jefes de Estado y de Gobierno participantes de la Ceremonia de Asunción.

 

Luego, a las 18, se realizará la ceremonia de juramento de los señores ministros del Poder Ejecutivo en el Museo del Bicentenario.

El Gabinete fue presentado el 6 de diciembre y estará compuesto, tal como anticipó Infobae, por 21 miembros: Santiago Cafiero como Jefe de Gabinete; Luis Basterra en Agricultura, ganadería y pesca; Matías Lammens en Turismo y Deportes; Agustín Rossi en Defensa; Tristán Bauer en Cultura; Marcela Losardo en Justicia; Martín Guzmán en Economía; Felipe Solá en Relaciones Exteriores y Culto; María Eugenia Bielsa en Desarrollo Territorial y Hábitat; Ginés González García en Salud; Sabina Frederic en Seguridad; Roberto Salvarezza en Ciencia y Tecnología; Mario Meoni en Transporte; Claudio Moroni en Trabajo; Matías Kulfas en Desarrollo Productivo; Elizabeth Gómez Alcorta en Mujer, géneros y diversidad; Juan Cabandié en Medio Ambiente; Nicolás Trotta en Educación; Eduardo De Pedro en Interior; Gabriel Katopodis en Obras Públicas y Daniel Arroyo en Desarrollo Social.

Los otros cargos que confirmó el presidente electo fueron Vilma Ibarra en la Secretaría Legal y Técnica, Julio Vitobello como secretario general de la Presidencia, Gustavo Béliz como secretario de Asuntos Estratégicos, Victoria Donda en el INADI, Miguel Pesce como presidente del Banco Central, Malena Galmarini como titular de AySA, Mercedes Marcó del Pont en AFIP, Marco Lavagna en el INDEC, Luana Volnovich en el PAMI y Carlos Zannini como Procurador del Tesoro.

Entre las 14 y las 19 se desarrollará un festival artístico en la Plaza de Mayo. Al finalizar se espera la presencia del presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner.

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.