• Viernes, 19 de Julio de 2019

Marcha peronista, asado y el mensaje para Alberto: "No me tuvieron que internar", dijo Pichetto


  • Viernes, 14 de Junio de 2019

El almuerzo transcurría con tranquilidad hasta que Emilio Monzó sacó un parlante inalámbrico y lo puso sobre la mesa. Todos lo miraron y el presidente de la Cámara de Diputados sonrió. Miró su teléfono y levantó su mirada cuando la inconfundible voz de Hugo del Carril provocó un atronador silencio. "Los muchachos peronistas.", todos rieron y de a poco se animaron a cantar las estrofas del himno peronista. Algunos con más timidez que otros.



Fue el momento culmine de la cumbre en la que los dirigentes peronistas del macrismo le dieron la bienvenida al flamante candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto. Un encuentro en el que sonrió bastante, algo poco habitual en el senador por Río Negro. Y en el que también se emocionó, pero sobretodo agradeció.

El peronismo macrista tuvo su cumbre en medio de aplausos, alegría, chistes y también muchos mensajes. Algunos encriptados y otros, en forma de chicanas, bastante explícitos.

"A mí no me tembló el pulso ni me tuvieron que internar", dijo, filoso, el flamante candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto. La frase fue un dardo envenenado para su principal rival, Alberto Fernández, que días después de que Cristina Kirchner lo presentó como candidato a presidente fue internado por un problema de salud.

El encuentro fue un pedido del presidente Mauricio Macri para que su compañero de fórmula no sufra el impacto del salto político que acaba de realizar. "Se armó una red de contención con gente que tiene su mismo origen", explicó uno de los dirigentes que estuvo presente en el almuerzo en Los Platitos, en la costanera norte.

La llegada de Pichetto al macrismo "abrió la puerta y construye puentes", según definió un importante dirigente que trabaja en los detalles de la campaña. Si bien cerca de Macri reconocen que su nuevo compañero no aporta votos, si fue una señal de apertura. "Marcó el camino para que otros se animen", explicaron cerca del Presidente.

Los encargados de organizarlo fueron el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo y del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, quienes repartieron las invitaciones.

Según reconocieron varios testigos, el senador por Río Negro se mostró agradecido e incluso emocionado, un gesto poco frecuente. "Sirvió, estaba muy contento", resaltaron varios de los comensales.

Del almuerzo también participaron el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó; el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su segundo, Sebastián García de Luca; el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro; los ministros bonaerenses Gustavo Ferrari (Justicia) y Santiago López Medrano (Desarrollo Social), entre otros.

Antes de ingresar a la parrilla, Pichetto contó cómo fue su participación, por primera vez, en una reunión de gabinete y habló sobre la relación que tiene con el consultor del Gobierno, Jaime Durán Barba, y con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

"Fue una presencia limitada a escuchar. Tiene que ver con las reuniones donde los ministros le hacen rendiciones al Presidente. Fue una reunión de contacto", dijo en un breve contacto con la prensa el senador Justicialista.

Ante la consulta de si tuvo contacto con Durán Barba y cuál es su vínculo, contó: "Con Jaime tengo una relación personal y un respeto intelectual. Empezamos a analizar cuál será mi rol en la campaña". Y destacó que el ministro coordinador es la persona "más importante" del gobierno nacional.

La vuelta de Monzó y la descripción de Kicillof

Pichetto se sentó en el centro. A su derecha se ubicaron Frigerio y Santilli. Del otro, Monzó y Ritondo. La comida fue la especialidad de la casa, bife de cuadril acompañado de papas fritas y ensaladas. Todo bien regado por un malbec riojano. ¿Otra señal? Nadie confirmó ni desmintió este gesto. "Vengo a encontrarme con mis compañeros", dijo, realzando el código de fraternidad que existe, entre los justicialistas.

Al terminar, en su declaración ante los medios, Pichetto aprovechó apoyar a María Eugenia Vidal en la provincia y para mandar un mensaje a los intendentes del PJ.

 

"El peronismo de la provincia de Buenos Aires lleva a un hombre del PC [Partido Comunista] como candidato. Estoy hablando de Axel Kicillof, que tiene sus orígenes en el Partido Comunista. Estas son las grandes distorsiones de Unidad Ciudadana Por eso los compañeros del peronismo tienen que reflexionar sobre eso", lanzó Pichetto, flanqueado por Ritondo y Santilli.

Fue también un día especial para Monzó y su tropa. Lejos de la toma de decisiones, por estas horas son varios los que buscan que el diputado nacional revea su posición de irse a fin de año. En ese sentido, el ingresar al almuerzo dejó esa posibilidad en el aire. "Lo voy a pensar", dijo al ingresar al almuerzo. El titular de la Cámara baja estuvo acompañado por sus compañeros de bloque Eduardo Amadeo, Silvia Lospennato, Alvaro González y Daniel Lipovetzky; y por su espada en la provincia de Buenos Aires, el diputado provincial Marcelo Daletto.

Pichetto también se refirió a Monzó. "Yo no me tomo atribuciones que no me corresponden. Sí considero que Emilio Monzó es una figura política que tiene un nivel de formación, un trato y un diálogo muy importante en la Cámara de Diputados. Siempre lo he valorado", resaltó.

Además, también estuvieron presentes el secretario de Medio Ambiente, Sergio Bergman; los Intendentes de Quilmes, Martiniano Molina y de la ciudad de La Plata Julio Garro; Bruno Screnci, ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Fernando Elías, vicepresidente del Banco Ciudad; los legisladores porteños José Luis Acevedo y Agustín Forchieri; los dirigentes Lidia Saya, Lucas Portella, Maximiliano Corach. Fuente: LN

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.