• Sábado, 20 de Julio de 2019

Áreas del Gobierno provincial inician monitoreo por escape de salmones en Chile


  • Martes, 31 de Julio de 2018

TRABAJO COORDINADO CON OTROS ORGANISMOS

LA SECRETARÍA DE PESCA Y EL MINISTERIO DE AMBIENTE DE LA PROVINCIA IMPLEMENTARÁN ACCIONES CONJUNTAS FRENTE AL ESCAPE DE SALMONES EN LA REGIÓN DE LOS LAGOS EN CHILE.



Ante la noticia del escape de más de 700.000 salomones el pasado 5 de julio del centro de engorde de la empresa Marine Harvest S.A que es operado en Punta Redonda, Isla Guar, Comuna de Calbuco en la región de los Lagos, Chile, Chubut ha establecido un trabajo coordinado entre el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable, Parques Nacionales, CONICET y Secretaría de Pesca a través de la Dirección de Pesca Continental.

Se trata del inicio de una acción de monitoreo continuo de la cuenca del Lago Puelo a partir de agosto, que incluirá la toma de muestras de peces de los distintos tributarios, haciendo hincapié en la zona del desemboque del Río Epuyen y en el área del delta del Río Azul.

Es importante llevar tranquilidad a la comunidad en general, debido a que se harán los monitoreos correspondientes y la aplicación de medidas de acción inmediatas de ser necesarias, se destacó desde el Gobierno provincial.

 

Denuncia de Greempeace

Como “un desastre medio ambiental de graves e insospechadas consecuencias” calificó Greenpeace la fuga de casi 800.000 salmones desde las jaulas del centro de cultivo Punta Redonda de la empresa Marine Harvest, el cual está ubicado en las cercanías de Isla Huar, a unos 20 kilómetros al sur de Puerto Montt.

“Estamos frente a un hecho de la máxima gravedad. Se trata de un potencial desastre medio ambiental cuyas consecuencias para la zona están por verse, pero que pueden ser gravísimas. No solo se trata de una de las mayores fugas de salmones en Chile, sino que los peces que escaparon tienen altas dosis de antibióticos, por lo que constituyen un peligro y no pueden ser consumidos”, alertó Estefanía González, coordinadora de océanos de Greenpeace.

El salmón no es una especie nativa de Chile, por ese motivo son criados en grandes piletones donde conviven cantidades enormes de peces en estado de hacinamiento. En esas condiciones el contagio por enfermedades producidas por el contacto con sus propios desechos, entre otras cosas, es alto. Para prevenir complicaciones se utilizan grandes cantidades de antibióticos.

Ingesta tras ingesta, la bacteria que se intenta combatir con estas sustancias va generando una cadena de resistencia. Lo que puede derivar en lo que se conoce como 'superbacterias' resistentes a los antibióticos. Luego, las personas que comen estos animales quedan expuestas a este tipo de bacterias que pueden generar infecciones de importantes magnitudes en el organismo humano, según explicó la ong ambientalista.

 

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.