• Domingo, 22 de Abril de 2018

El Gobierno decidió dar marcha atrás con parte de los Precios Transparentes


  • Martes, 28 de Marzo de 2017

LOS COMERCIOS NO ESTARÁN MÁS OBLIGADOS A PONER EL COSTO FINANCIERO TOTAL EN LOS COMERCIOS Y TAMBIÉN PODRÁN OFRECER CUOTAS "SIN INTERÉS".



A dos meses de la implementación del plan "Precios Transparentes", que intentó sincerar el costo de la financiación en cuotas pero terminó impactando en el consumo, el Gobierno dispuso cambios en el programa. Ahora, los comercios deberán exhibir el precio al contado, el valor del anticipo y la cantidad y monto de cuotas de la financiación, mientras que el Costo Financiero Total (CFT o lo que en definitiva se termina pagando al sumar todas las cuotas) ya no será obligatorio en algunos casos y la frase "sin interés" (que estaba prácticamente prohibida) podrá usarse aunque con limitaciones.

Así lo establece una resolución de la Secretaría de Comercio publicada ayer en el Boletín Oficial. Algo que se visualiza como una marcha atrás sobre el programa anterior, dado que el costo financiero total de cada alternativa de financiación sólo será obligatorio para los casos de comercio electrónico y de las publicidades en medios masivos (no en los comercios).

La resolución, fue identificada con el número 240-E/2017 y está firmada por el secretario de Comercio, Miguel Braun.

La anterior resolución permitía el uso de la expresión "sin interés" solo en el caso de que el banco se hiciera cargo de los costos de financiación. Ahora, se habilita también a que cada comercio decida en función de su estrategia de comercialización absorber costos y así comunicarlo.

De esta manera, los comercios podrán informar "sin interés" cuando el costo de financiación sea asumido por ellos o la entidad financiera.

 

Desde la óptica oficial "la nueva disposición simplifica, en especial para los pequeños comercios, la manera de presentar precios. Ahora, no tendrán la obligación de exhibir el CFT cuando se trate de una compra financiada. Para el caso de las publicidades masivas o comercios on line, se mantiene el requisito".

La medida contó con la aprobación de los comercios más chicos. "Me parece que la resolución ayuda mucho a aclarar la gran confusión que se había generado al principio", indicó Vicente Lourenzo, directivo de CAME. Y agregó que "el pequeño comerciante no siempre tiene la posibilidad o el conocimiento de calcular el CFT de los productos".

Sin embargo, una fuente vinculada al sector de electrodómesticos confesó: "Nosotros preferimos seguir con el esquema que había hasta ahora. Es decir cuando el costo financiero lo absorbe el banco. Preferimos competir contra el mejor precio de contado de nuestra competencia y que los bancos compitan entre sí. En nuestro sector, el programa sí llegó a reactivar las ventas". De todas maneras, "si el nuevo esquema es más atractivo para el consumidor", también es bienvenido, deslizó.

Los cambios en el programa se inscriben en un contexto de retracción del consumo que se acentuó a partir de la implementación de los Precios Transparentes. De hecho, muchos planes de financiación terminaron encareciéndose, y se desplomó la cantidad de transacciones con plásticos en plazos seis o doce meses.

Mariana Souto, directora de Servicios Omnibus de Kantar TNS comentó los resultados de un sondeo sobre el tema Precios Transparentes: “Es bastante evidente que el plan en sí -o la forma en que se lo comunicó-, no ha resultado claro para el consumidor, lo cual podría redundar en una cierta parálisis o indefinición a la hora de decidir una compra”. El 60% de los consumidores (entre 1200 encuestados) había escuchado hablar del programa a un mes de su lanzamiento. Y entre ellos, había grandes diferencias en cuanto a la comprensión del programa.

Fuente: Clarín

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.