• Lunes, 19 de Agosto de 2019

Randazzo va a la interna contra Cristina


  • Domingo, 05 de Marzo de 2017

ANTES DE REGRESAR DESDE EUROPA, EL EX MINISTRO CONFIRMÓ A UN GREMIALISTA SU DECISIÓN DE DISPUTAR LAS PASO EN PROVINCIA.



Desde Europa, antes de tomar el vuelo de regreso que el viernes lo depositó en Buenos Aires, Florencio Randazzo confirmó que se decidió a jugar en la interna peronista de la Provincia. Lo hará enfrentando a Cristina o a quien Cristina elija como candidato a senador para la elección de octubre.

La confirmación la tuvo el sindicalista Sergio Sasia, jefe de la Unión Ferroviaria, quien llamó a Randazzo el miércoles pasado para felicitarlo por su cumpleaños. El ex ministro de Felipe Solá en la Provincia y de Cristina en la Nación cumplió 53. La celebración, en un viaje familiar, incluyó un encuentro privado con el papa Francisco, quien lo recibió durante casi una hora el viernes 24 en la residencia de Santa Marta. No hubo fotos ni información detallada sobre esa reunión, atento al deseo del Papa de evitar la “utilización política” de sus conversaciones con dirigentes argentinos.

Los tiempos y forma del lanzamiento de Randazzo se empiezan a discutir este fin de semana, así como el armado del espacio político que disputará frontalmente con el kirchnerismo. El primer paso sería un acto para cuya organización ya entraron en contacto el ferroviario Sasia, los jefes del Movimiento Evita, Emilio Pérsico y Chino Navarro, y el titular del SMATA, el poderoso gremio mecánico, Ricardo Pignanelli; además de intendentes del GBA.

 

Del universo sindical comprometido a acompañar este emprendimiento sobresalen también los secretarios generales del gremio de choferes de colectivos y micros (UTA), Roberto Fernández, y el taxista Rubén Viviani. Y esperan sumar pronto a más sectores. Incluso algunos de los que en 2013 migraron del peronismo cristinista al entonces triunfante Frente Renovador de Sergio Massa. La cara más visible de ese camino de regreso sería Héctor Daer, miembro del triunvirato que conduce la CGT y dirigente del gremio de Sanidad, donde secunda a Carlos West Ocampo.

Los rencores que Cristina dejó sembrados en el gremialismo son infinitos. Tanto que el único miembro de la conducción de la CGT que no se anotaría en esta cruzada interna sería el metalúrgico y ex intendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez.

Una idea extendida en el peronismo es que si ante Cristina se eleva un frente interno con capacidad de movilización social y estructura política, la ex Presidenta podría meditar muy seriamente sobre la conveniencia de poner el cuerpo en las PASO. Sabe ella –saben todos- que una derrota en la interna o en la general haría caer automáticamente el blindaje político que hasta ahora la viene preservando –también a sus hijos- de males mayores en el terreno judicial.

 

En tanto, los sostenes más entusiastas de Cristina candidata no vienen exactamente del universo peronista, sino de quienes precisan que ella vaya en la boleta para tener alguna chance de preservar su espacio político, cuando no su libertad ambulatoria. Esos incondicionales forman filas en La Cámpora y en Nuevo Encuentro. Justamente el ex intendente de Avellaneda Oscar Laborde, integrante del sabatellismo, sostuvo el viernes que “Cristina será candidata a senadora porque es la expresión máxima de los que padecen este modelo”.

Habrá que ver, además, cómo juegan tres factores externos sobre la interna peronista que parece inevitable en la Provincia.

Uno es la situación económica y social, que determinará el humor de la gente en el año electoral y la decisión de aplicar un voto castigo o un voto de confianza al Gobierno.

Fuente: Clarín

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.