• Lunes, 23 de Abril de 2018

Macri lanza su gran apuesta para atraer inversiones


  • Martes, 13 de Septiembre de 2016

Son los que quedarán exentos de pagar el impuesto interno; habría rebajas de hasta 45% en los importados, pero en muchos casos se compensará con la devaluación



La visión oficial del país se basa en que es imposible seguir asentando la economía sobre el consumo. Esa tendencia llegó a su última frontera: se agotaron los recursos energéticos, la producción de carne tuvo una caída notoria, las reservas monetarias colapsaron y la inflación se estabilizó en un nivel sólo superado por Venezuela. La principal estrategia de Macri es ubicar en el centro al inversor.

No es el único motivo de la algarabía del Gobierno. La mayor parte de los funcionarios proviene del campo empresarial. No sólo en el nivel más visible. Todos los días la administración suma a sus filas a jóvenes de la actividad privada. Por eso, el entorno de Macri puede encontrar en una reunión multitudinaria de inversores la misma excitación que los radicales obtendrían en una convención constituyente o el kirchnerismo en una cumbre bolivariana contra el imperialismo. El foro que se desarrollará en estas 48 horas será para el gabinete un paraíso. Ya habrá tiempo para el desasosiego: el viernes están citadas las audiencias públicas para discutir la tarifa del gas. La otra cara de la belleza.

 

El Gobierno pensó este seminario como una forma de aprovechar uno de sus principales activos políticos: el atractivo del país para la comunidad de negocios.

En la reunión participarán casi todos los ministros del gabinete relacionados con la economía. La lista incluye a Susana Malcorra, de Exteriores; Jorge Triaca, de Trabajo, y Andrés Ibarra, de Modernización. Sin embargo, es curioso, en el programa no se encuentran el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ni uno de sus segundos, Gustavo Lopetegui. Está, sí, Mario Quintana. El único ministro al que se le reservó un momento especial es Alfonso Prat-Gay, para explicar la macroeconomía. Peña es la única ausencia de la élite Pro: Gabriela Michetti participa de una mesa sobre Estado de Derecho; Horacio Rodríguez Larreta inauguró anoche el ciclo en el Colón y conducirá un panel sobre innovación, y María Eugenia Vidal dirige una sección con gobernadores.

A propósito de los gobernadores: el programa delata las afinidades de Macri. Fueron convocados el cordobés Juan Schiaretti, el misionero Hugo Passalacqua, el salteño Juan Manuel Urtubey y el sanjuanino Sergio Uñac: todos peronistas. El neuquino Omar Gutiérrez representa al Movimiento Popular de su provincia. Alfredo Cornejo, de Mendoza, y Gerardo Morales, de Jujuy, no aparecen a pesar de ser ambos radicales.

El único juez que participa del encuentro es Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema. Integra un panel con Emilio Monzó. El bloque de legisladores también es peculiar: por Cambiemos figuran Eduardo Amadeo y Luciano Laspina. Y por la oposición, el peronista Diego Bossio, el massista Marco Lavagna y la socialista Alicia Ciciliani. Tampoco hay radicales. Ni está Miguel Pichetto. Y, mucho menos, Sergio Massa: lo que va del viaje a Davos a la ausencia de estos días es la distancia de Macri con el líder renovador. O una señal del giro proteccionista de Massa.

Fuente: La Nación

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.