• Jueves, 18 de Enero de 2018

El Concejo Deliberante de Comodoro cierra un año legislativo intenso


  • Sábado, 30 de Diciembre de 2017

Con proyectos y debates signados por el temporal de marzo y abril; el reclamo constante hacia el gobierno nacional y provincial por fondos y obras necesarias; el tratamiento obligado de las tarifas de servicios públicos; y la prohibición de la pirotecnia como uno de los grandes temas del 2017



El año legislativo Había comenzado con la preocupación por la escasez de agua, denotada en los últimos veranos en la cantidad de cortes para recuperar reservas y el dato certero de la baja del nivel en el Musters. La necesidad de una obra paliativa como el azud regulador del lago Fontana se había vertido con fuerza desde el año anterior y era el momento para reclamar su concreción para el beneficio de toda la zona sur de Chubut y norte de Santa Cruz que dependen del mismo acueducto.

Sin embargo, pasadas dos sesiones lo inesperado hizo virar rotundamente el orden de prioridades. La peor catástrofe climática de la historia azotó a Comodoro causando inundaciones y destrucción. Se presentaban distintas cuestiones: atender las necesidades inmediatas de los vecinos afectados, reconstruir los barrios afectados y planificar la ciudad en adelante.

 

Declaración de emergencia

La primera medida fue declarar la emergencia en lo económico, social, administrativo y financiero para Comodoro Rivadavia. Por 180 días, que luego se prorrogarían, el Poder Ejecutivo podría reasignar fondos y atender las demandas del temporal.

En cuanto a los damnificados, se decretó la eximición impositiva por seis meses para los pagos de tasa de higiene urbana, ingresos brutos, tasa de comercio e industria, pavimento, e impuesto inmobiliario. Este último sería luego prorrogado por 180 días más.

La exención finalizará en marzo del 2018. Sin embargo, sobre el cierre del año, en la audiencia pública por la tributaria anual que fija los montos de los impuestos municipales para el año siguiente, los vecinos del barrio Pueyrredón esgrimieron su experiencia y solicitaron una reducción, teniendo en cuenta que su zona ya no debería ser encuadrada en la máxima categoría residencial. Los concejales tomaron en cuenta el pedido y trabajaron con la Secretaría de Recaudación la posibilidad de una reducción a partir de marzo que será del 60% para todos los vecinos de los barrios afectados.

 

Paralelamente se convocó a los colegios de arquitectos y de ingenieros, y a la UNPSJB a trabajar en el Código de Desarrollo Urbano, un proyecto que tiene una base en la comisión N° 1 del Concejo pero nunca se había logrado terminar. Esta vez, se trabajó con profesionales y especialistas en arquitectura, ingeniería, geografía, geología y ambiente para planificar el modelo de ciudad que necesita Comodoro en adelante.

Por otro lado, también se convocó a distintas instituciones y hasta vecinos afectados por el temporal, a trabajar en un proyecto de ordenanza que establezca un Sistema Integral de Gestión del Riesgo de la ciudad de Comodoro Rivadavia. Un protocolo de emergencia que estipule cómo se debe trabajar ante una situación de crisis. El proyecto base se terminó y tomó estado parlamentario en la última sesión del Concejo Deliberante.

 

Tarifas: el aumento obligado de agua, cloaca, energía y alumbrado

Dos meses después de la emergencia, fue el momento de tratar lo menos deseado. El ministerio de Energía había elevado el valor de las tarifas y desde enero repercutían sobre el costo de la energía que la SCPL paga a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Paralelamente, la el gobierno provincial había aumentado el valor del agua en block también el año anterior. Como todos los servicios públicos, los tratamientos deben pasar inevitablemente por el Concejo Deliberante con correspondiente audiencia pública, por lo cual en junio se presentó el debate, aprobándose el aumento de energía en un 75% aunque en dos tramos (junio y agosto), modalidad idéntica para el caso de agua y cloaca (julio y septiembre).

Paralelamente, se establecieron exenciones necesarias para sectores de la comunidad que por distintos motivos sufren más el impacto. Se creó la figura de electrointensivos, aquellos vecinos sin acceso a la red de gas, con un descuento en la facturación de un 25%; se creó también una categoría para clubes y organizaciones sociales; exención total para personas electrodependientes en cuestiones de salud; y finalmente se contempló una vez más la situación de los afectados por el temporal, al eximirlos del pago por 60 días en el caso de la tarifa eléctrica y 120 días para el pago de agua y cloaca.

 

Pirotecnia prohibida

En marzo, la concejal Adriana Casanovas comenzó a reunirse con padres de chicos autistas, que le transmitieron la cruel situación que padecían sus hijos cada vez que escuchan el estruendo de los fuegos artificiales. El debate ya se había planteado el año anterior, pero la experiencia de estos padres fue el detonante para que la edil del FpV trabajara en un proyecto de prohibición total durante dos meses para luego aprobarse en mayo por unanimidad.

Concretamente se estableció la prohibición de la utilización, fabricación, comercialización, depósito y venta de cualquier tipo de pirotecnia en todo el ejido de Comodoro Rivadavia. Y Rada Tilly actuaría en consecuencia con el mismo espíritu.

En la ordenanza quedaban exceptuados utilización de pirotecnia para señales de auxilio, actos conmemorativos y eventos especiales autorizados por el Municipio. Fue justamente este artículo el que meses después generaría un nuevo capítulo en un debate que el Concejo ya había dado en mayo por cerrado. Sin embargo, algunos desentendimientos con la subsecretaría de Fiscalización del municipio y la interpretación de algunos comerciantes tras recibir la ordenanza reglamentada por el Poder Ejecutiva, los ediles se dispusieron a modificar la ordenanza y aclarar el artículo para no dar lugar a “interpretaciones antojadizas”, como calificó el concejal Guillermo Almirón en la sesión del 15 de diciembre. Ya no quedarían dudas: se ratificaba la prohibición total de pirotecnia con el mismo espíritu con el que se había votado en mayo.

 

Las obras que no llegan y los fondos que no alcanzan. Reclamos a Nación y Provincia

Sin dudas, las horas de preferencias fueron protagonizadas por extensos y enérgicos debates en torno a la falta de respuestas por parte de los gobiernos provincial y nacional a las necesidades de Comodoro.

La situación financiera crítica de la Provincia fue cuestionada desde comienzos de año. Guillermo Almirón (FpV) y José Gaspar (Cambiemos) fueron los que más se pronunciaron al respecto, advirtiendo que “la provincia se estaba endeudando para pagar sueldos”. La grave situación, sumada a la falta de respuestas en materia de acción social, seguridad, transporte, obras y fondos para los gastos de la emergencia, llevó a los ediles a viajar a Rawson y reunirse con los principales ministros y con el gobernador Mario Das Neves, un mes antes de su fallecimiento.

Por otro lado, y en el marco del anuncio de un Plan Patagonia impulsado por el gobierno nacional, se criticó fuertemente el proyecto en virtud de los nulos alcances presentados hasta el momento. Se insistió prácticamente en cada sesión con la necesidad de que Nación incorpore al presupuesto las obras del Camino de Circunvalación y el Corredor Bioceánico. De hecho el propio viceintendente Juan Pablo Luque viajó a Buenos Aires con el concejal Ricardo Gaitán y el senador Alfredo Luenzo para insistir por estas obras ante Vialidad Nacional y también participaron del Encuentro Binacional en Chile, para aunar esfuerzos entre los dos países para la terminación de la obra del corredor, que implica la pavimentación de poco más de 100 kilómetros que restan para unir los dos océanos y favorecer el comercio y la diversificación productiva.

 

El 2018 depara la continuidad de estos reclamos que en Comodoro se consideran como una reparación histórica necesaria. Un nuevo verano y sus consecuencias en el acueducto demandarán la insistencia con la obra del azud regulador, que logró colocarse en carpeta luego de que los concejales de Comodoro convocaran nuevamente al Bloque de Legisladores para buscar soluciones para todas las localidades de la cuenca. La situación petrolera y las políticas nacionales tendrán atención especial al igual que en 2017, en cuanto a la defensa de las fuentes laborales y de los derechos adquiridos por esta ciudad petrolera que en este Concejo Deliberante, pese a las diferencias entre los tres bloques, fue motivo de postura unificada e irrebatible. 

 

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.