• Miércoles, 24 de Enero de 2018

Un hombre abrió fuego durante un concierto en Las Vegas, mató a más de 50 personas y dejó 400 heridos


  • Lunes, 02 de Octubre de 2017

La peor masacre en Estados Unidos desde el 11-S. El hecho ocurrió durante un festival de música country. El responsable se atrincheró en el piso 32 de un hotel y desde allí disparó. Fue identificado como Stephen Paddock, de 64 años.



Un hombre abrió fuego contra una multitud durante un festival de música country en Las Vegas y dejó "más de 50 muertos y 406 heridos", informó la policía de la ciudad.

El tirador, llamado Stephen Paddock y residente en Mesquite, a poco más de 100 kilómetros de Las Vegas, disparó desde el piso 32 del cercano hotel Mandalaly Bay y se suicidó al verse rodeado por la policía en la habitación que ocupaba.

El asesino tenía 64 años. Se cree que estaba acompañado por una mujer asiática llamada Marilou Danley, quien es buscada con intensidad por la policía. Si bien comunicaron que ha sido "ubicada", no se han dado detalles sobre su posible arresto.

En los videos que se conocen del hecho se puede ver cómo en medio del recital comienzan a oírse los disparos de un arma automática. Poco después el pánico es general, los asistentes se arrojan cuerpo a tierra, otros corren y otros simplemente no saben qué hacer. El espectáculo se interrumpió.

"Creemos que era un solo atacante del tipo 'lobo solitario'", dijo la policía. El funcionario descartó que el ataque sea un acto de terrorismo y afirmó que por el momento no quería dar una cifra precisa de las víctimas.

El tiroteo se desató durante el festival de música country "Route 91 Harvest", alrededor de las 22:30 horas locales (05:30 GMT). Era la tercera y última noche de un festival, que se celebra desde hace cuatro años, delante del hotel-casino Mandalay Bay.

El atacante fue abatido en el piso 32 del hotel: desde allí el hombre habría disparado contra la multitud reunida más abajo para el concierto.

Las primeras fotografías desde el lugar muestran a una mujer en el piso bañada en sangre, otras refugiándose detrás de columnas.

Quién era Stephen Paddock, el autor de la masacre de Las Vegas

El hombre de Mesquite, Nevada, quedará en los libros como el autor de la mayor masacre no terrorista de la historia de los Estados Unidos.

Las autoridades del estado de Nevada identificaron a Stephen Craig Paddock como el autor de la masacre de Las Vegas, la más grande y sangrienta de la historia de Estados Unidos desde los atentados terroristas del 11 de septimbre de 2001. Atrincherado en su habitación del piso 32 del Mandalay Bay Resort & Casino, el hombre de 64 años disparó a 22 mil asistentes que disfrutaban del Route 91 Harvest Festival.

Los resultados preliminares de la Policía de Las Vegas arrojaron que al menos 50 personas resultaron muertas y más de 200 fueron heridas por los disparos que ejecutó Paddock con un rifle automático cuyo calibre y modelo no fue informado aún.

De 64 años y casado con Mariblou Danley, de 62 años -quien era buscada intensamente por los investigadores como cómplice del asesino-, Paddock es abuelo y vivía junto a su esposa en una remota vivienda en medio del desierto. La propiedad estaba siendo registrada por los investigadores en horas de la mañana en busca de material y pruebas que pudieran explicar qué motivó al atacante.

Paddock vivía en una propiedad de dos habitaciones, tres años valuada en alrededor de 400 mil dólares, en el desértico pueblo de Mesquite, a unos 130 kilómetros al noreste de Las Vegas, cerca de la frontera con Arizona. Previamente, el atacante y asesino de más de 50 víctimas, habría vivido en Reno, Nevada, California y Florida.

El autor de la masacre de Las Vegas fue abatido por la policía en la habitación del hotel que había reservado desde donde disparó a la multitud. Allí, tras asegurar el lugar, las autoridades hallaron gran cantidad de armas automáticas, muchas de las cuales fueron usadas para abrir fuego a los concurrentes del concierto que terminó en tragedia.

Fuente: Infobae

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.