• Sábado, 20 de Enero de 2018

El independentismo en Cataluña saca músculo en su día nacional


  • Lunes, 11 de Septiembre de 2017

Miles de personas desfilan con pancartas por el "Sí", en apoyo al referéndum independentista del 1° de octubre, prohibido por la justicia española.



Miles de personas, un millón según la Guardia Urbana, se congregaron hoy en el centro de Barcelona para participar en la manifestación independentista convocada con motivo de la Diada, la fiesta nacional de esta región española y que los organizadores quieren convertir en un respaldo al referéndum soberanista ilegal del 1 de octubre.

Esa consulta fue anulada por el Tribunal Constitucional español, aunque los independentistas dicen no respetar esa decisión judicial y mantienen su idea de votar dentro de veinte días.

Este año la movilización, precedida por un minuto de silencio en memoria de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del pasado 17 de agosto, consistió en formar una gran cruz humana entre dos avenidas perpendiculares.

Esa cruz forma la imagen de la suma y pretende simbolizar la unión de los independentistas en favor de la secesión de esa región de 7,5 millones de habitantes respecto a España.

 

Los organizadores de la manifestación de la Diada aseguraron que los inscriptos en la movilización de este año se aproximan al medio millón de personas. Pero, según la Guardia Urbana, participan un millón.

Está previsto que al término de la marcha intervengan varios líderes nacionalistas.

Los organizadores han invitado a los participantes a vestir una remera amarilla con el lema "La Diada del sí", en alusión al voto favorable a la independencia en la hipotética consulta del 1 de octubre.

El conflicto secesionista de Cataluña llegó a su momento cúlmine y existe una gran incertidumbre y preocupación ante la posibilidad de que se eleve aún más la tensión, y se produzca algún tipo de choque no tanto hoy durante la Diada, sino en los días posteriores, por la necesidad del independentismo de mantener movilizado y activo a su electorado en defensa del referéndum del 1 de octubre.

El gobierno español de Mariano Rajoy puso en marcha toda la maquinaria judicial para impedirlo, recurrió al Tribunal Constitucional para suspender la ley y la convocatoria del referéndum, firmada el jueves pasado, mientras la Fiscalía presentó una querella criminal contra Puigdemont, su gobierno y la mesa del parlamento regional, presidida por la independentista Carme Forcadell.

 

En este contexto, Puigdemont remarcó que "votar es lo que aleja el riesgo de confrontación", de ahí que "los que piensen que impedir votar resuelve el problema se equivocan: vendrá el 2 de octubre y la realidad se impondrá siempre".

 

"No es una opción que no se realice el referéndum. Hemos llegado aquí superando muchas dificultades, y se va a celebrar, no hay suficiente poder para impedir el deseo de votar", argumentó.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también afirmó hoy que hará "todo lo posible para que se pueda votar" en el referéndum del 1 de octubre, pero criticó al gobierno independentista por haber "dejado afuera la mitad de la Cataluña" con su vía unilateral.

Colau pidió al gobierno español de Mariano Rajoy que "deje de esconderse detrás de jueces y fiscales" y "escuche el clamor por el derecho a decidir" de la Diada, en referencia a la mayoría de catalanes que exigen votar.

El acto tuvo su momento cumbre a las 17:14 horas (12:14 en Argentina) en homenaje al 11 de septiembre de 1714, cuando tuvo lugar la caída de Barcelona a manos de las tropas borbónicas en la Guerra de Sucesión española.

Los participantes desplegaron cuatro grandes pancartas para crear un símbolo de suma, una cruz gigante en pleno centro de la ciudad.

Fuente: Clarín

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.