• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Nicolás Maduro la victoria: "¡Qué carajo nos importa a nosotros lo que diga Trump!"


  • Lunes, 31 de Julio de 2017

El presidente de Venezuela celebró los resultados de la Constituyente y atacó a su par de Estados Unidos, que no reconoció los resultados



Nicolás Maduro se muestra invencible. Luego de que, según el chavismo, más de ocho millones de venezolanos eligieran ayer la Asamblea Constituyente, el presidente de Venezuela salió a festejar los logros y a desmerecer las opiniones de la comunidad internacional, que se unió a los reclamos de la oposición en los últimos meses.

"¡Qué carajo nos importa a nosotros lo que diga Trump !", espetó anoche el bolivariano frente a un grupo de seguidores y al referirse al comunicado de la Casa Blanca, que "condenó" la elección "viciada" y anunció que continuará "adoptando medidas enérgicas y expeditivas contra los artífices del autoritarismo en Venezuela ".

"Esta es la votación más grande que haya sacado el chavismo en la historia de la revolución bolivariana", se congratuló Maduro al celebrar que 41,5% del padrón, según el poder electoral, votó en favor de su proyecto para cambiar la constitución venezolana.

 

"Ha llegado el momento de una nueva historia", añadió. "Esta es una Constituyente para poner orden", enfatizó el presidente, en su discurso, en el que fustigó a los líderes de la oposición. "Se acabó el sabotaje de la Asamblea Nacional, hay que poner orden (...). Habrá que levantar la inmunidad parlamentaria a quien haya que levantarle la inmunidad", advirtió Maduro.

En tono amenazante, Maduro planteó "tomar el mando" de la Fiscalía, luego de que su titular, Luisa Ortega, rompiera con el gobierno y se convirtiera en una de sus principales adversarias.

"¿Qué creen que (la Constituyente) deba hacer con la Fiscalía? Reestructurarla de inmediato, declararla en emergencia y tomar el mando para que haya justicia", sostuvo.

 

Pese a su discurso radical, Maduro propuso un "diálogo nacional" para resolver la grave crisis política del país, que además sufre escasez de alimentos y medicinas, así como una brutal inflación.

La semana pasada, Estados Unidos sancionó a 13 funcionarios y militares cercanos a Maduro, entre ellos a Tibisay Lucena, presidenta del poder electoral, acusados de quebrar la democracia, violar derechos humanos o por corrupción.

Colombia, Panamá, Perú, Argentina, Costa Rica y México anunciaron que desconocerán los resultados de la Constituyente. Brasil hizo un llamado a las autoridades venezolanas para que suspendan su instalación.

Fuente: La Nación

 

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.