• Miércoles, 18 de Octubre de 2017

Docentes de todas las escuelas domiciliarias y hospitalarias se reunieron en Trelew


  • Domingo, 18 de Junio de 2017

En Chubut funcionan ocho establecimientos de esta modalidad, que reúnen a 210 maestros. La Educación Hospitalaria y Domiciliaria procura evitar el ausentismo, la repitencia y la deserción escolar de quienes, por razones de salud, se ven imposibilitados de asistir a la escuela.



El Ministerio de Educación reunió en Trelew a integrantes de los equipos directivos de las escuelas domiciliarias y hospitalarias que funcionan en la provincia y a los supervisores de la modalidad y de los diferentes niveles, para consensuar metodologías de trabajo y acciones para el resto del ciclo lectivo.

Entre las actividades realizadas, se trabajó sobre la normativa relacionada con la modalidad (Resolución Nº 202/13 del Consejo Federal de Educación y Ley Provincial de Educación VIII Nº 91/10) y se avanzó sobre la redacción de acuerdos provinciales para contemplar idénticas pautas para el ingreso, permanencia y egreso de los alumnos, dijo Verónica Zamora, coordinadora de escuelas domiciliarias y hospitalarias.

En Chubut funcionan ocho escuelas domiciliarias y hospitalarias que reúnen a cerca de 210 docentes y que durante 2016 atendieron a 2789 estudiantes de los tres niveles, además de la modalidad especial.

Nuestra provincia es una de las cinco del país que brinda ambas modalidades de atención (hospitalaria y domiciliaria); presta el servicio educativo a estudiantes de nivel Inicial, Primario y Secundario que por distintas razones de salud se ven imposibilitados de asistir con regularidad a una institución educativa. La atención se brinda tanto en los domicilios de los estudiantes como en los centros de salud en donde se encuentren internados.

CONTINUIDAD EN EL APRENDIZAJE

“Uno de los objetivos de la modalidad es evitar la repitencia, el abandono y darle continuidad a la trayectoria escolar de cada uno de los estudiantes. Por eso, cuando se produce la interrupción en la asistencia a la escuela de origen, se busca darle inmediata continuidad en el proceso de aprendizaje”, indicó Zamora.

Así, la Educación Hospitalaria y Domiciliaria es la modalidad del sistema educativo destinada a garantizar el derecho a la educación en los niveles obligatorios de los alumnos que, por razones de salud, se ven impedidos de asistir a su escuela de referencia.

Cuando la escuela de origen recibe el certificado médico que informa sobre la situación particular de un estudiante, que ocasionará su inasistencia desde los siete días hábiles en el Nivel Inicial y Primario y los 15 días hábiles en el Nivel Secundario, el establecimiento da aviso a la escuela domiciliaria y entrega al docente domiciliario/hospitalario una planilla con los saberes que el estudiante deberá abordar en ese tiempo de ausencia en el aula.

De esta manera, el docente domiciliario y hospitalario es el nexo entre la escuela y el estudiante, permitiendo evitar el aislamiento que muchas veces la enfermedad provoca. Realiza acciones de articulación con instituciones de otros ámbitos (Salud, Justicia, Servicios de Protección de Derechos, entre otros).

En nuestra provincia funcionan las escuelas 301 y 302, de Comodoro Rivadavia; la 303, de Trelew (con anexo en Gaiman, que atiende Dolavon y 28 de Julio); la 304, de Esquel (con anexo en Gobernador Costa, que atiende José de San Martín y Río Pico. También, un anexo en Corcovado, que atiende Cerro Centinela y el anexo de Trevelin, que atiende Aldea Escolar y Lago Rosario).

En Puerto Madryn, funciona la 305; la 306, en Rawson y la 307, en Sarmiento (con anexo Río Mayo) y la 308, de Las Golondrinas (cubre Lago Puelo, El Hoyo, El Maitén, Cholila, Lago Rivadavia y Epuyén).

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.